Como germinar semillas autoflorecientes en interior

Como germinar semillas autoflorecientes en interior

Plantación de semillas autoflorecientes después de la germinación

Plantar semillas de cannabis autoflorecientes es un proceso relativamente fácil, pero para sacar el máximo partido a tus plantas necesitas seguir una serie de pasos que son completamente diferentes a los que tienen las semillas estacionales. Una semilla de cannabis autofloreciente necesita un poco más de cuidados que las semillas normales. Necesitas acelerar el crecimiento lo máximo posible para que no te salgan plantas pequeñitas con no más de 5 cogollos. Vamos a darte una serie de cosas que tendrás que hacer para sacar el máximo partido a tus plantas.

Una vez que tus semillas hayan germinado o se hayan abierto, como prefieras llamarlo, tendrás que preparar unas pequeñas macetas Teku 7×7 con tierra, no utilices bolitas ni nada por el estilo ya que las raíces necesitan mucho espacio para crecer.

Llena primero las macetas de tierra y luego riégalas; una vez que la planta llegue a la parte superior de la tierra, no debes volver a mojarla. Si la riegas antes de que la semilla haya salido, es probable que se desplace hacia la superficie, lo que puede causar muchos otros problemas. Lo mejor es regar primero y luego esperar a que crezca un poco.

Cómo germinar semillas autoflorecientes en exterior

Si eres cultivador de cannabis o jardinero hidropónico en general, sabrás lo importante que es iniciar tus plantas correctamente. Germinar tus semillas es el primer paso, ¡y no es tan difícil como crees! En este artículo, vamos a discutir lo que la germinación de semillas es, cómo hacerlo, y su importancia. Así que, tanto si eres un principiante como un cultivador experimentado, ¡aquí te explicamos cómo germinar semillas de cannabis con consejos para tener éxito!

  Mejores plantas de interior yuca

La germinación es el proceso por el que una semilla brota y empieza a crecer. Para que una semilla germine, necesita agua, calor y aire. Cuando se dan estas condiciones, la semilla empieza a abrirse y una pequeña raíz (o raíz pivotante) emerge de la cubierta de la semilla. Una vez que haya salido la raíz pivotante, a la plántula le empezarán a salir hojas (llamadas cotiledones), ¡y el proceso de germinación se habrá completado!

La germinación es un paso esencial en el proceso de crecimiento porque es cuando la planta empieza a crecer. Sin embargo, también es un paso complicado porque, si no se hace correctamente, puede que las semillas no germinen. Por eso es fundamental asegurarse de que se dan las condiciones adecuadas para la germinación antes de empezar.

Plántula autofloreciente no crece

Las semillas autoflorecientes prosperan independientemente de los periodos de luz y oscuridad y producen plantas fuertes y resistentes. A diferencia de las semillas de fotoperiodo, regulares y feminizadas, que requieren un ciclo de luz específico dependiendo de la fase de crecimiento, las semillas autoflorecientes empiezan a formar flores por sí solas después de un cierto periodo de crecimiento.

  Como plantar lavanda en interior

Las semillas autoflorecientes también se conocen como "autoflorecientes" o "autofems" y son relativamente nuevas en el mercado del cannabis. Sin embargo, ya están experimentando una gran popularidad en todo el mundo, ya que su cultivo conlleva algunas ventajas distintivas.

Las semillas autoflorecientes han sido criadas utilizando rasgos genéticos especiales para florecer independientemente del ciclo de luz. Mientras que las plantas de fotoperiodo necesitan un ciclo especial de horas de luz y oscuridad para desarrollar flores, las autoflorecientes las desarrollan por sí solas. Así que, desde la semilla hasta la cosecha, no es necesaria ninguna intervención en términos de iluminación, lo que hace que estas plantas sean perfectas también para cultivadores novatos.

Las autoflorecientes suelen crecer como plantas pequeñas y compactas, y son fáciles y sencillas de cultivar. Son resistentes a las plagas y también a las enfermedades, además su tamaño compacto y su resistencia a las fluctuaciones de temperatura las hacen ideales tanto para el cultivo de interior como de exterior.

Germinación de semillas autoflorecientes en papel de cocina

En Spliff Seeds hemos reunido una lista de consejos para el cultivo de semillas de cannabis autoflorecientes que esperamos ayuden a aquellos que se inician en el cultivo a conseguir los mejores rendimientos posibles. Aunque los métodos de cultivo de las semillas de cannabis autoflorecientes pueden ser algo similares a los de los tipos de semillas de fotoperiodo, existen ciertas circunstancias que permitirán que las semillas de cannabis autoflorecientes se desarrollen al máximo de su capacidad.

  Mejores plantas de interior yuca

Uno de los aspectos clave que deberás conocer sobre las semillas de Cannabis autoflorecientes es que deben germinarse en el mismo recipiente en el que terminarán. Utilizar esta metodología garantizará que la planta sufra el menor estrés posible. Cuantos menos pasos des con las semillas de cannabis autoflorecientes, menos posibilidades tendrás de estresar a las plantas. Debido a su corto ciclo de vida, breves periodos de estrés pueden ralentizar drásticamente el ritmo de crecimiento de las variedades autoflorecientes.

#1- Lo primero que tendrás que establecer es el tamaño del contenedor de plantas que vas a utilizar. Recomendamos utilizar un contenedor de 20 litros para todo el ciclo de vida de las semillas de cannabis autoflorecientes. De nuevo, esto es para reducir cualquier posibilidad de estresar a tus plantas. Una maceta de 20 litros es el tamaño ideal para el cannabis autofloreciente, una maceta más grande no aumentará los rendimientos en cantidades que merezcan la pena.

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad